Follow me

El diario de Rebeca Ugaz
Esenciales pre y post-parto
Baby Led Weaning
Juegos y actividades
DIY
Fiestas y cumpleaños
Welcome & Enjoy
•••
"Because being a mom has shown me what true love is."

Empoderémonos, la Lactancia Materna sí se puede

bebé tomando el pecho

Empoderémonos, la Lactancia Materna sí se puede

 

 

1
Ago
Empoderémonos, la Lactancia Materna sí se puede

Hoy empieza la semana mundial de la lactancia materna y el lema propuesto por la WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna) para este año 2019 es “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”.

Ventajas de la lactancia materna

Como la mayoría sabéis ya la lactancia materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su hijo. Los altos beneficios de la leche materna son bien conocidos, proporciona todos aquellos nutrientes que el recién nacido necesita, así como en las cantidades necesarias, lo protege de infecciones, alergias, enfermedades crónicas y lo protege frente al síndrome de la muerte súbita del lactante. 

Pero no solo eso, además favorece el vínculo afectivo que se crea entre madre e hijo. Mejora la recuperación de la madre durante el postparto, dar el pecho ayuda a eliminar grasas y recuperar más fácilmente la silueta habitual, además de producir oxitocina contribuyendo a la sensación de bienestar y reduciendo el estrés. Disminuye además el riesgo de anemia, osteoporosis i cáncer de mama o ovario a las madres.

lactancia materna de recién nacido en el hospital tras el parto

Recomendaciones de la OMS (Organización Mundial de la Salut)

  • Se aconseja iniciar la lactancia materna durante la primera hora de vida del recién nacido. De tal manera se favorece el aprendizaje de la succión y estimula la subida de la leche.
  • Se recomienda realizar lactancia materna exclusiva como mínimo hasta los 6 meses de vida.
  • A partir de los 6 meses se recomienda la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces.
  • Se recomienda el mantenimiento de la lactancia materna hasta los 2 años o hasta que la madre y bebé lo deseen.
  • La lactancia materna se aconseja que sea a demanda, o sea, cuando el bebé quiera (en la frecuencia que quiera), tanto de día como de noche.
  • Otra recomendación es evitar el uso de tetinas, chupetes y biberones.

lactancia materna en la vía pública

La cruda realidad

Baja por maternidad de 16 semanas, eso son menos de 4 meses. 

Si pides la compactación de la lactancia materna, puedes llegar a tener unos 15 días más. Y si has sido previsora y aún puedes disfrutar de las vacaciones, puedes llegar a sumar 4 semanas más. En total haciendo peripecias sumariamos 22 semanas.

Haciendo números a groso modo 6 meses de lactancia materna como recomienda la OMS, serian 24 semanas, aun nos faltarían 2 semanas para poder mantener la lactancia materna en exclusividad a demanda sin tener que extraernos leche y tener que usar tetinas y biberones. Sin contar con el estrés que produce el extraer leche “cuando no toca”, tener previsión de cuantas tomas y de que cantidad va a necesitar nuestro bebé, que hasta este momento comía cuando tenia la necesidad, no cuando lo dijera un reloj.

Y ya no solo eso, la transición de lactancia materna exclusiva a la lactancia con alimentación complementaria no se hace de un día para otro. En mi caso, con Aleix nos tomó como un mes, mes y medio. Al principio, aunque le presentaba la alimentación complementaria (en nuestro caso hicimos BLW), lo que hacia era jugar con la comida o comer muy muy poquito, básicamente extraer algo de juguito. Con lo que las tomas de pecho seguían siendo las mismas. A medida que fueron pasando los días comía más comida y las tomas se fueron reduciendo en duración y luego en frecuencia. Hasta que conseguimos quitar las tomas de comida, cena, desayuno y merienda.

Entonces, ya no serian las 24 semanas si no que estaríamos hablando mínimo de unas 30 semanas para que la transición no fuera brusca, y no tuviéramos que recurrir como decíamos antes a la extracción de leche y uso de biberones.

Pero hoy por hoy tenemos con suerte 22 semanas para poder llevar a cabo una lactancia materna respetuosa.

bebé dormido al pecho de la madre

Empoderémonos

Nosotras, las madres que hemos hecho lactancia materna, las que lo vamos a hacer y las que querían, pero no han podido. Todas debemos luchar cada día. Luchar para que exista una protección social que facilite la lactancia materna. El empoderamiento tanto de madres y padres y el garantizar sus derechos necesita que defendamos de manera activa las políticas y legislaciones que apoyan la maternidad y paternidad. Proteger y apoyar a todas aquellas empresas que en los lugares de trabajo apoyan y promueven la maternidad y la lactancia. 

Dejémonos ver, la sociedad debe ver y comprender que la lactancia va más allá de una teta al aire. Va de que cuando ya tienes un niño, la llegada de un segundo bebé dificulta la lactancia, hay mayor estrés postparto y la figura del padre es un pilar fundamental para que todo fluya. Él no será quien, de el pecho, pero contribuye a que la madre se encuentre en un estado más favorable, ocupándose del otro hijo, y haciéndose cargo de las tareas del hogar. 

Va de que cuando estás fuera de casa y no estás con tu recién nacido, las tetas empiezan a producir leche por que son sabias y saben que hay un ser vivo al que le toca comer y acabas paseándote con dos manchurrones en la camisa donde están tus pezones.

Va de que si te saltas una toma, los pechos te van a doler, se van a endurecer y hasta pueden provocarte fiebre o cosas peores.

Va de que dar el pecho no es un camino de rosas, malas posturas, succiones inadecuadas, grietas, mastitis, bebés que lloran enganchados a la teta, crisis de lactancia cada dos meses.

Va de que somos animales, y la madre naturaleza nos ha dado un líquido que es oro, para que se lo demos a nuestros hijos, porque es lo mejor que les podemos ofrecer. Y que como animales sigamos nuestros instintos y sus instintos llevando a cabo una lactancia a demanda. Si conocéis la pirámide de Maslow ya sabréis que la alimentación se encuentra en la base, y sin esta necesidad fisiológica cubierta no podremos escalar hacia otras necesidades humanas más complejas. 

bebé amamantado en la cama

Es trabajo de todas y todos conseguir una sociedad parental equitativa que proteja, promueva y apoye la lactancia materna.

Feliz semana de la lactancia materna.

Besos mil,

Rebeca

Ningún comentario, sé el primero

Publicar un Comentario