Follow me

El diario de Rebeca Ugaz
Esenciales pre y post-parto
Baby Led Weaning
Juegos y actividades
DIY
Fiestas y cumpleaños
Welcome & Enjoy
•••
"Because being a mom has shown me what true love is."

Cuando no esperas nada…todo llega

Cuando no esperas nada…todo llega

 

 

30
Dic
Cuando no esperas nada…todo llega

Embarazo: día 35, semana 5, faltan 245 días.

Peso: 54,2 kg

Antojos: jamón y del bueno 🙂

Síntomas: sequedad de las fosas nasales…osea que no puedo respirar de noche, incluso me ha llegado a salir sangre! hola?! ni que me metiera ¿!#! que sólo estoy preñada!

•••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Sabíamos que queríamos un segundo bebé, y sabíamos que lo queríamos tener seguidito al primero, pero lo que no sabíamos era que lo conseguiríamos al primer intento.

Con Aleix que ahora tiene 10 meses, no lo buscamos, simplemente decidimos dejar de poner barreras, yo dejé de tomar la píldora y dejamos que la vida fluyera. Seguíamos teniendo las mismas rutinas o no rutinas, ni lo hicimos más ni menos, no miramos fechas de ovulación, ni hicimos posturas raras. No queríamos ofuscarnos con el hecho de querer algo y ver que no llega, no queríamos estrés, no queríamos que se convirtiera en motivos de reproches, hacia uno mismo o hacia la pareja. Aunque a veces los problemas son físicos, la mente en estos casos también juega un papel importante y queríamos precisamente evitar el factor negativo de la mente, esos miedos que sin querer te invaden porque conoces muchos casos, demasiados en los que lo han pasado mal y tú no quieres ser uno de ellos. 

A los 5 meses me quedé embarazada. Hubiera preferido haberme quedado un añito más tarde, por preferir…pero sabíamos perfectamente que, aunque no lo buscáramos podía llegar en cualquier momento. Y llegó.

Todo lo que habíamos querido evitar con el primer embarazo nos iba a sacudir ahora y no sabíamos nada.
Rebeca_ugaz

¿Porqué os cuento esto?…pues porque ahora sí que íbamos en busca de un segundo bebé, pero íbamos a ciegas, no sabíamos como nuestro cuerpo y mente reaccionarían a nuestras expectativas, todo lo que habíamos querido evitar con el primer embarazo nos iba a sacudir ahora y no sabíamos nada. 

Después de la llegada de mi primera regla tras el parto (9 meses después) decidimos que ya estábamos listos para ponernos a ello, de hecho, lo hubiéramos intentado antes (aunque no te baje la regla sigues ovulando y por consiguiente puedes quedarte embarazada) pero debido a una operación rutinaria que tenia pendiente decidimos esperar un poco más, coincidiendo mi recuperación con la bajada de la primera menstruación. Así que aplicación en mano vimos mis días fértiles, y qué días ovulaba y sin ser súper estrictos, pusimos algo más de énfasis en ir a buscar la criaturita.

Yo no sabia nada sobre la primera regla después de un embarazo, ni las siguientes… ¿me vendrían de manera periódica igual que me venían antes del embarazo? ¿ habría un desajuste que tardaría unos meses en ponerse todo en orden? Esas preguntas me las empecé a hacer cuando al cabo de un mes, la regla no me vino. Bueno, pensé, quizás se me retrasa porque esto tiene que coger el ritmo, que llevo muchos meses sin tener la regla y debe ser normal que no venga exactamente a los 28 días. Eso me estuve diciendo yo durante una semana.

Seguía sin notar ningún síntoma de alerta que me avisara de un posible embarazo (en el primero tuve dolores de ovario y me notaba los pechos más hinchados, vamos como si me tuviera que venir la regla, pero más exagerado y sin venirme claro), así que mi parte más sensata seguía pensando que no estaba embarazada, pero mi mente llegó a pensar que como seguía con la lactancia materna quizás eso diluía los síntomas… por imaginar cosas oye…

Después de aguantar 9 días de retraso e incertidumbres decidí hacerme el test, cuando lo compré la farmacéutica del barrio me preguntó si era para mi y yo toda ilusa le dije que sí pero que saldría negativo, que básicamente me la hacia para descartar, para poder seguir haciendo vida normal, básicamente comer jamón y esas cosas. Tampoco avisé a mi marido de que en ese preciso instante me iba a hacer el test, sabia que lo tenia y que me lo haría, pero no sabia cuando, pero yo seguía convencida de que saldría negativo y no quería emocionarme antes de hora, o crear unas expectativas que luego no se cumplieran.

Y así fue como al no esperar nada…todo llegó.

R.

2 Comments
  • Luna
    Posted at 09:53h, 03 enero Responder

    Hola!! Qué bonito compartir experiencias! A nosotros con Kilian nos pasó igual. Yo dejé de tomarme las pastillas, pero no hicimos nada especial para buscarlo. Pensábamos que tardaría mucho más ( ovarios poliquisticos, reglas irregulares., 36 años… ) pero al sexto mes me quedé embarazada y lo supe antes de que tuviese la primera falta , me hinché como un globo, jajajaja!
    Siempre tuve claro que querría más niños… pero ahora, ya no lo tengo tan claro.. Kilian es tan demandante 🤦🏼‍♀️
    Por aquí la regla aún no ha aparecido, ni se la echa de menos.
    Deseando leer el siguiente capítulo! 😜

    • rebeca_ugaz
      Posted at 11:33h, 03 enero Responder

      Ooohh que bien escuchar finales felices 🙂 y Kilian es precioso con esos ricitos 😉 imagínatelo en niña…eh! una hermanita para Kilian! 😛

Post A Comment